URBE SERVICIOS JURIDICOS Y LEGALES, S.L.

El impago de la hipoteca. Que hacer frente al banco?

In Abogado concurso acreedores on 21 septiembre, 2011 at 10:04

Como a todos los despachos, cada dia llueven solicitudes de clientes relativas a clientes a los que les están ejecutando la hipoteca o están a punto de ejecutarsela. Ante la infinidad de informaciones que aparecen en todos los medios, todo el mundo piensa que es de lo más fácil conseguir que el banco se quede con los bienes o llegue a un acuerdo. Y pese a que cada dia están más accesibles a negociaciones, no deja de ser dificil y complicado.

Lo primero que hay que valorar es la situación de la hipoteca, si se ha dejado de pagar o no y si hay inminencia de que se deje de pagar por imposibilidad de recursos propios o por que se van a acumular deudas sobre la finca provinientes del impago de otros créditos. Por ejemplo, que se deje de pagar el préstamo del coche y que la entidad embargue el piso, lo que supone tener un piso hipotecado dos veces. También dependerá de si el hipotecante tiene avalistas solventes o no. Si tiene avalistas que pueden responder del crédito, está claro que será más complicado.

Todas estas variables señaladas, pueden hacer más facil o más dificil las negociaciones con el banco y la busqueda de soluciones sobre las que no hay un numero de opciones cerradas, sino que puede ser tan amplio como las circunstancias de las partes exijan. Y dichas circunstancias pasan por pactar una mora en el pago de principal, para disminuir la quota, conseguir que el banco se quede con la vivienda pactando un contrato de alquiler con opción a compra, instar al banco a la ejecución para poder acceder a la misma vivienda a un precio razonable una vez el banco se la haya adjudicado, y otras actuaciones más complejas que puedan logar el objetivo final de no perder la vivienda y que el banco no tenga una vivienda más en su patrimonio.

Como siempre, lo importante en todas estas cuestiones es tener un buen asesoramiento que permita buscar en conjunto con el banco la mejor solución para ambas partes, lo que obliga a entender que el banco no es siempre el malo y que tambíén tiene que defender sus legítimos intereses. La búsqueda de opciones maximalistas en las negocioaciones nunca suele dar buen resultado. Por el contrario, tener claro cuál es el punto de encuetro posible, facilita y mucho el acuerdo. Hasta pronto.

A %d blogueros les gusta esto: