URBE SERVICIOS JURIDICOS Y LEGALES, S.L.

El concurso de acreedores. Escoeger el camino correcto.

In Abogado concurso acreedores, abogado derecho mercantil barcelona on 30 noviembre, 2011 at 9:30

En numerosas ocasiones, los empresarios no saben muy bien donde están y no encuentran el apoyo y asesoramiento que requieren. El abogado siempre está muy ocupado, el gestor de toda la vida, esta situación le viene grande. El resultado es que los empresarios navegan como mejor entienden sin saber muy bien a dónde les lleva el camino y como salir de la situación.

El camino, más o menos, siempre es parecido. Empresas que no se han reestructurado a tiempo o que incluso, habiéndose reestruturado, la crisis, más profunda de lo que muchos nos pensábamos, les ha agotado sus reservas.

El primer paso en toda esta situación siempre es, que ante las dificultades financieras, se produce el cierre de lineas de crédito por parte de los bancos y el colapso momentáneo de la tesorería. A esta situación se responde con impagos a proveedores y entidades públicas. Pero este momentáneo momento de respiro parece que permite reflotar algo la empresa y mejorar para hacer frente a las deudas impagadas. Pero el fondo del asunto generalmente es una deficiente gestión.

Por ello, ante la falta de gestión adecuada, los impagos se convierten en demandas, y la falta de ingreso a las administraciones públicas también. En un siguiente momento, llega el estrangulamiento, es cuando tanto acreedores como administraciones embargan los créditos pendientes de cobro de los clientes, lo que en términos del empresario, es como un nuevo impago, esto es, menos tesorería. Dificultades con el pago de nóminas, empiezas los problemas laborales, lo que dificulta la poca productividad y la escasas ventas, además de nuevas demandas. Y todo ello con el consiguiente gasto en juicios.

También entonces se emplean típicas y tópicas estrategias empresariales para evitar estos impagos … hasta que todo ellos se convierte en una bola y en un posible delito de alzamiento de bienes…  Cuando la empresa está agotada, sólo entonces piensan en algo llamado concurso de acreedores. Para que entonces? Con los clientes perdidos, con los trabajadores deseando cobrar el FOGASA y el paro, con los proveedores quedamos, … Sí, ya se, para evitar la responsabilidad…

Un buen asesoramiento, hubiera puesto de manifiesto a la empresa, que antes de agotar sus recursos, presentara un concurso de acreedores. Este camino, tomado de inicio, le hubiera permitido mantener la tesorería (se suspenden pagos de forma legal) por lo que hubiera evitado el embargo de los créditos de los clientes, con lo que la tesorería de la sociedad hubiera sido algo más saneada. Una buena gestión del personal en esta sitúación es importante. En este campo, generalmente, la entrada de los abogados especialistas en empresa y los administradores concursales, permiten dar un rumbo más firme y tomar aquellas decisiones drásticas que los empresarios por desconocimiento o por otras cuestiones no se han atrevido a tomar.

No es la panacea y el camino de los concursos de acreedores no siempre sale bien.  Y es cierto que tiene costes. Pero también los tiene el intentar mantener la empresa a flote contestando demandas. Pero es mucho mejor intentar tapar las vias de agua con criterio y con un rumbo determinado, que ir poniendo pedazos para aguantar un dia más a flote sin saber a dónde ir.

Hasta pronto.

A %d blogueros les gusta esto: